protege-el-frio-de-tu-botella-de-la-manera-mas-hipster-01

10 Fallos muy comunes que debes evitar para disfrutar a tope de la cerveza artesana.

Hoy os voy a hablar de 10 fallos que se suelen cometer cuando se bebe cerveza artesana y que debemos evitar.

En los últimos tiempos la afición a la cerveza artesana ha ido creciendo de manera exponencial en nuestro país, aunque aquí en el sur quizás este crecimiento haya ido un poco más lento. Sea como sea, cada vez es más la gente que prefiere disfrutar de una cerveza artesana de calidad, elaborada con cariño y dedicación y con ingredientes de primera, antes que atiborrarse de un sucedáneo de cerveza que (en  la mayoría de los casos) está elaborado de forma impersonal, con ingredientes de dudosa calidad y de forma masiva e industrial.

Este crecimiento se debe principalmente a que cada vez somos más conscientes sobre los ingredientes y procesos de fabricación empleados en los productos que consumimos. Somos más exigentes y optamos por productos de mayor calidad, artesanos y gourmet, que además sean más saludables, respetuosos con el medio ambiente y no contengan conservantes, colorantes, edulcorantes ni ningún otro tipo de añadido artificial. También hay que decir que la moda y el postureo influyen en este crecimiento. No podemos negar que la cerveza artesana está de moda y que existe cierto postureo entre el aficionado al mundo craft.

En muchas ocasiones, sobre todo cuando se empieza a disfrutar de la cerveza artesana, arrastramos costumbres o hábitos procedentes de nuestro consumo de productos industriales, que en muchos casos pueden ser contraproducentes a la hora de disfrutar de un producto de gran calidad como es una cerveza artesana, e incluso estropear este producto. Te voy a exponer los que, a mi parecer, son los peores errores que se pueden cometer a la hora de tomar cerveza de calidad.

Diferencias esenciales entre beber industrial y beber artesanal.

Antes de empezar, debemos tener claro las mayores diferencias entre la cerveza industrial y la cerveza artesanal.
En nuestro país hacer relativamente poco que la cerveza artesana comenzó a hacerse un hueco si nos comparamos con otros países del centro y norte de Europa con mayor cultura cervecera. Podríamos decir que estamos aprendiendo a andar.
Hasta ahora nuestro conocimiento cervecero se limitaba básicamente a las grandes cerveceras industriales que operan en nuestro país y sus consejos para disfrutar de sus cervezas, que como veremos, no siempre son los más acertados.

Artesanal Vs IndustrialEstas cerveceras, elaboran un producto que los cerveceros consideramos poco más que un refresco. Están hechos para maximizar beneficios ofreciendo un producto que guste a todos por igual, sin complicaciones, y que cumpla un objetivo que no es otro que el de refrescar y combatir el calor. Punto, no hay más. Además de esto, se trata de maximizar beneficios tratando de producir el mayor número de litros posibles gastando el menor capital posible, lo que repercute, de manera impepinable, en la calidad del producto final. No vas a apreciar el lúpulo ni los matices de la malta, ya que la cantidad de lúpulo utilizada es mínima y las maltas, en muchos casos, son de escasa calidad llegando incluso a ser sustituidas por ingredientes de menor calidad y más baratos como extractos de malta o granos de arroz.

Por contra en una cervecera artesanal hay uno o varios maestros cerveceros que trabajan muy duro para ofrecerte, no sólo una cerveza de calidad, sino una experiencia sensorial. Un producto en el que todos tus sentidos van a participar. Pruebas y más pruebas de una receta antes de poderla ofrecer al consumidor, hasta que el producto es cuasiperfecto. El cervecero artesanal va a prestar especial atención a los ingredientes y va a utilizar siempre los de mayor calidad. En cada botella de cerveza artesana vas a notar los matices de las diferentes maltas utilizadas (por lo general se utilizan varias maltas en cada birra, eso de la triple malta no es un invento de las industriales y al menos en las artesanales sabemos que es cierto) y por supuesto vas a conocer al lúpulo, ya que si sólo has tomado industriales aún no sabes que demonios es eso, más allá de algo que pone en la etiqueta.
Por todo esto existe una diferencia importante en el precio de una industrial y el de una artesana… pero es que debemos empezar a ver a la cerveza artesana como lo que es, un producto gourmet de calidad.

Dicho todo esto, vamos a ver esos errores que debemos evitar para disfrutar como se debe de una cerveza artesana.

 

1 – Añadir cosas al tuntún

Es muy típico ver gente que suele mezclar su cerveza con gaseosa, limonadas, limón o incluso bebidas espirituosas. Eso puede estar bien e incluso puede darle vidilla a una cerveza industrial que tiene poco o nada de sabor, es barata y además no vas a estropear nada. En el caso de la cerveza artesana, como hemos dicho, hay detrás mucho trabajo por parte del maestro cervecero, y él (que seguro que sabe de esto más que tú) ya le ha añadido a la cerveza todo lo que necesita, para proporcionarte esa experiencia sensorial que tenía en mente al desarrollar la receta.
No vas a mejorar la cerveza por mucho que lo creas… la vas a estropear y además si estás en un círculo con algo de conocimiento esta acción será vista como una catetada muy grande.

2 – La temperatura es importante

La temperatura es muy importante para poder llegar a percibir todos los matices que nos puede aportar una cerveza concreta. Estamos acostumbrados a las industriales, que por norma general nos venden aquello de que cuanto más fría mejor. En este tipo de sucedáneos de cerveza puede valer, recordemos que no son más que un refresco y lo que buscan es refrescar. Además a muy baja temperatura se camuflan muchos de los defectos que tienen este tipo de cervezas, ya que a esa temperatura nuestro paladar es incapaz de captarlos. En el sur tenemos el ejemplo de Cruzcampo y su “caña perfecta” o su “Punto Glacial” en latas que nos aconseja encarecidamente tomarla como máximo a 2ºc… no vaya ser que te sepa a algo y dejes de beberla.

Cada estilo de cerveza tiene un rango de temperatura de servicio idónea, que nos va a ayudar a captar todos los matices de sabor y aroma presentes en la cerveza. Si tomas tu cerveza en un local especializado, probablemente te la sirvan dentro de ese rango. Si la has comprado en tienda y la tomas en casa busca cual es su temperatura de servicio y trata de tomarla dentro de ese rango de temperatura. Normalmente se indica en la etiqueta.

3 – El vaso helado para los esquimales

También muy típico de encontrar en los bares y que se considere un valor añadido. Esto puede estropear muy mucho tu cerveza. El hielo puede desprender olores y sabores que no quieres en tu cerveza. Además el hielo se derrite y se transforma en agua, ahora tienes tu cerveza aguada, perfecto ¿verdad?. Por si fuera poco, el hielo causará problemas en la creación de la corona de espuma de nuestra cerveza.

4 – Beberse hasta las “escurriuras”

Una expresión muy del sur, que hacer referencia a no dejar ni una gota en el botellín. Es muy típico ver a gente vertiendo su cerveza, del botellín al vaso, para acabar colocándolo completamente boca abajo sobre el vaso y así aprovechar hasta la última gota. En la elaboración las cervezas artesanas, por lo general, se produce un proceso de segunda fermentación en botella con el objeto de obtener una carbonatación natural y que la cerveza tenga su gas y nos proporcione una maravillosa corona de espuma. Durante esta segunda fermentación, las levaduras transformaran una pequeña cantidad de azúcar en CO2. Esto hace que en el fondo de la botella pueda existir un poso de levaduras que pueden aportar sabores no deseados a nuestra cerveza.
La levadura de la cerveza no es mala, al contrario, tiene propiedades muy interesantes. No obstante su sabor no siempre ha de estar presente en la cerveza exceptuando algunos estilos.
Así que, al servir tu cerveza desde el botellín, vigila y trata de dejar los posos en la botella.

5 – Sin espuma, así entra más birra en el vaso

Esto es algo que me revienta especialmente. Lo veo muchísimo… gente que deprecia la corona de espuma y la mayoría de los casos es por el puro cutrerío de obtener 2 dedos más de líquido en el vaso. La espuma no es un sólo un elemento decorativo (que también lo es) es un elemento muy importante y muy valorado en una cata profesional.
Por un lado es un elemento visual que hace mucho más atractiva la cerveza, no verás muchas fotos de cervezas sin (al menos) una ligera capa de espuma. Por tanto forma parte de la experiencia sensitiva que te proporciona la cerveza, ya que está estimulando tu vista.
La corona de espuma, además, ejerce función de escudo en dos direcciones. Por un lado evita el contacto de aire con la cerveza evitando que esta pueda oxidarse y por otro lado evita que se escapen los aromas y pierda gasificación. Remójate la parte superior del labio en espuma… que mola un montón.

el-milagro-psicodelico26 – Open your Mind, bro

Si estás experimentando y probando debes abrir tu mente. Debes estar dispuesto a probar cosas nuevas aunque a veces ciertas combinaciones te suenen a locurón absoluto. Si vas con prejuicios no vas a disfrutar nada de la experiencia.
Existen multitud de estilos de cerveza y cada cierto tiempo aparecen nuevos estilos, a su vez dentro de cada uno de estos estilos hay infinidad de cervezas distintas… no des de lado a un estilo concreto porque las primeras cervezas que has probado no te hayan gustado, puede que sea ese estilo dónde se encuentre tu birra perfecta.
Es habitual, por ejemplo, que a alguien no le gusten las IPA’s porque le parecen demasiado amargas, pero no todas las IPA son igual de amargas… puede que encuentres una IPA más suave y que su sabor te haga explotar la cabeza.
También lo veo mucho cuando le ofreces a alguien una “cerveza negra” y te dice que no son lo suyo, cuando lo más parecido que ha probado en su vida ha sido una Guinness aguada y mal servida en España. Normalmente, cuando abren la mente y prueban una buena Stout o Porter, acaban descubriendo que les encanta y se vuelven aficionados al petróleo.

7 – A morro no

Beber a morro directamente de la botella es otro error común, y como siempre es algo que puede estar bien con industriales pero no con las artesanas.
Beber la cerveza de este modo va a privarte de disfrutar al 100% de esa grandiosa experiencia que ha preparado el maestro cervecero para tus sentidos. No vas a apreciar el color ni la atractiva corona de espuma, no vas a oírla caer en el vaso, no vas a percibir correctamente los aromas y por supuesto (recordando el consejo 4) no vas a disfrutar de su sabor de la forma correcta.
Beber en vaso, jarra o copa hace que disfrutes más de la cerveza, ya que todos tus sentidos jugarán a la vez.

8 – Humedece el vaso

Ya hemos visto que el vaso helado no es recomendable pero por su contra, un vaso humedecido previamente, ayudará a que la cerveza se deslice suavemente por las paredes del vaso y la espuma se cree de forma correcta. Usa agua fría.

9 – El vaso de Nocilla no es para IPA’sNocilla-Vasos-Mario-Bross

Como hemos dicho, existen multitud de estilos de cerveza y cada estilo tiene un tipo de vaso indicado para su servicio. Así que no, el vaso de Nocilla no te sirve para servir cerveza artesana… quizás para los sucedáneos de cerveza industrial puedan servir. Seguro que habéis observado que muchas cerveceras tienen su propia cristalería, no es solo por merchandising… el maestro cervecero ha pensado en que tipo de vaso debe ser servida su cerveza para poder ser disfrutada a tope.

 

10 – Abandona el Postureo y déjate aconsejarprotege-el-frio-de-tu-botella-de-la-manera-mas-hipster-01

Hemos comentado que la cerveza artesana está de moda y esto genera cierto postureo por parte de algunas personas que han tomado un par de cervezas artesanas en su vida. Es algo que veo frecuentemente en locales, festivales e incluso catas. He visto a profesionales del sector a los que un aficionado sin mucha idea, que ha leído un par de artículos en Internet, les ha rebatido y discutido sobre cerveza artesana.
Incluso a maestros cerveceros que llevan años elaborando cervezas les ha pasado, que un iluminado que un día fue a Bélgica a hacer un tour cervecero, le ha puesto en duda sus procesos de elaboración.
Por eso, deja el postureo, es molesto, es de maleducados y la mayoría de las veces te llevarás un zasca y quedarás en ridículo delante de mucha gente. Si realmente quieres saber de esto… aprende de los que saben.

Bonus track – Disfruta a tope!

Experimenta, prueba, conoce, aprende y sobre todo disfruta. Visita locales cerveceros, festivales y fábricas, conoce los ingredientes, los procesos y a los maestros cerveceros. El mundo de la cerveza craft es un mundo apasionante que te aporta grandes experiencias. Hay todo un mundo de sensaciones ahí fuera esperando a que dejes ese vaso de sucedáneo y te decidas a conocer la cerveza de verdad.

 

Y hasta aquí hemos llegado, espero de verdad que os resulte interesante y ameno.
Nos leemos pronto!
Cheers!

Un comentario en “10 Fallos muy comunes que debes evitar para disfrutar a tope de la cerveza artesana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *