Bohemian Pilsner Esparte

Cervecería Esparte

Brewpub en Conil

weissbier amber aleTras haber tenido el blog un poco abandonado, como ya hemos comentado debido a circunstancias laborales y de estudios, lo retomamos hoy con un grato descubrimiento que hicimos pasado el puente de Semana Santa. Se trata de la Cervecería Esparte, un auténtico brewpub en la provincia de Cádiz, más concretamente en Conil de la Frontera.
Realmente conocíamos de su existencia por compañeros del 4C (Club de Cerveceros Caseros de Cádiz), así que a la hora de elegir un destino para pasar unos merecidos días de descanso lo tuvimos fácil. Además de gustarnos el pueblo, no podíamos dejar escapar la oportunidad de visitar el único brewpub de la provincia y disfrutar de sus cervezas propias, de las que nos habían comentado que eran una pasada.
Conil es un pueblo marinero de la provincia de Cádiz, muy turístico y con playas estupendas. Así que el plan prometía, pues en las fechas en las que planeamos la escapada no estaría masificado de turistas (cosa muy habitual durante el puente de Semana Santa y verano), y podríamos disfrutar de la playa, del encanto del pueblo y, por supuesto, de las cervezas de Esparte.
Llegado el día de marcharnos a Conil, y como tenemos tantísima suerte, saltó un temporal de viento de levante muy típico de Cádiz y de una fuerza que hacía años que no se veía. El plan de playa se hacía inviable… Eolo es un cabroncete con pintas, pero no podría arrebatarnos el disfrute cervecil en Esparte. Eso lo teníamos claro.

Primera impresión, el local

Cuando llegamos a Conil nos dirigimos directos al hotel que habíamos reservado. Íbamos con mucho tiempo de antelación y sabíamos que a esa hora sería imposible hacer el check-in. Casualidades de la vida, el Esparte se encontraba justo de camino al hotel, así que recién llegados a Conil nuestra primera parada fue en este Brewpub.
Bueno… nuestra primera parada pero no la última. Tanto nos gustó el sitio, que durante los 3 días que estuvimos en Conil, las visitas eran obligadas de mañana, y noche.
El Esparte se encuentra situado fuera del centro y de la zona más turística del pueblo, lo cual no es un inconveniente, porque no está demasiado alejado y porque además escapas de las multitudes de guiris.
El local en si es pequeño pero acogedor, albergando en su interior unas cuantas mesas pequeñas y taburetes a pie de barra. Tras la barra una cristalera separa la parte del pub de la fábrica. Dispone también de una terraza en la calle, con unas mesas largas y sus bancos y sombrillas para poder disfrutar de la amplia gama de cervezas que ofrecen al fresquito. Cuenta con 8 grifos de cerveza de los cuales, en el momento de nuestra visita, 6 eran de sus propias cervezas y 2 alojaban a cervezas invitadas. También podemos disfrutar de tapas frías a base, sobre todo, de chacinas de la zona y unos quesos que están de muerte. Mención especial a las bolas de queso de cabra en aceite de oliva virgen extra.

La experiencia

GrifosEn los grifos nos encontramos con algunas de las cervezas que suelen elaborar, en nuestro caso pudimos disfrutar de una Oat Meal Stout, Bohemian Pilsner, American Pale Ale, Weissbier, Amber Ale y una Brown Ale. Como cervezas invitadas tenían la IPA de De Molen y la Black Block de la Pirata. Ni que decir tiene que dimos buena cuenta de todas ellas y de algunas de las que tenían en su amplia carta.
Justo en frente de Esparte se encuentran dos locales donde poder comer algo, un Italiano y un asador de pollos y freiduría. Entre Esparte y estos dos locales se ha formado una especie de simbiosis muy adecuada, pues estando en la terraza de Esparte puedes pedir algo de comer en cualquiera de estos dos locales sin ningún tipo de problema. Así puedes acompañar tu cerveza con una ración de pescaito frito, un pollo asado o una de las fantásticas pizzas del italiano (es otra de las cosas que hay que probar, las pizzas de este italiano son una maravilla).

Totalmente recomendable

No nos vamos a enrollar aquí describiendo cada una de estas cervezas, pero diremos que todas estaban para repetir una y otra vez (como bien hicimos). Todas riquísimas y bien trabajadas. Las que más repetimos fueron la Weissbier, la Bohemian Pilsner y la Amber Ale. Si queréis saber más sobre Esparte Conil y las cervezas que allí se preparan lo mejor es pasarse, disfrutar del pueblo y degustarlas insitu, merece muchísimo la pena.
Lo que más nos llamó la atención y que nos encantó, era el hecho de que pese a ser un pueblo pequeño que básicamente cuando tiene vida es en verano, este local ha tenido una gran aceptación, siendo muy aplaudido por vecinos y foráneos y siempre lo encontraremos con un buen número de clientes. Y digo que nos llamó la atención porque pese a la poca cultura cervecera, en comparación con otros países europeos, que tenemos en España en general y en Andalucía en particular, Esparte ha sabido llevarla a Conil, haciendo que sus gentes comprendan la cerveza artesana de calidad y sepan apreciarla y disfrutarla, escapando de esas marcas industriales que tan arraigadas suelen estar por estas zonas. Más sitios como Esparte y más gente valiente como la suya hacen falta.
Nosotros ya estamos deseando volver. Os dejamos el enlace a su web aquí
Nos leemos pronto.
Cheers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *