IMG_20191209_102918_514

Maltas para Cerveza – Tipos, cualidades y usos.

Hoy queremos hablar sobre uno de los ingredientes de la cerveza y como siempre desde el punto de vista del hombrewer novato, utilizando un lenguaje lo más claro y conciso posible y sin dar clases de química ni biología. Vamos a tratar el asunto de forma directa, sin procesos enzimáticos ni nada de eso…

Hablaremos de las maltas para cerveza más utilizadas, conoceremos sus características y que propiedades puede aportar a nuestra cerveza.

¿Qué es la malta para cerveza?

A grandes rasgos, la malta es el ingrediente que le va a aportar el cuerpo, el color y, en gran medida, su graduación alcohólica a nuestra cerveza, gracias a los azúcares que contiene.

La malta, no es más que cereal que ha pasado por un proceso de malteado que hará que sea óptimo para usar en la elaboración de cerveza. Generalmente el cereal más utilizado es la cebada, aunque también se usan otros cereales como trigo, avena o centeno entre otros.

¿Qué es el malteado?

El proceso de malteado se compone de varios pasos por los que el cereal debe pasar para convertirse en malta. Veamos estos pasos del proceso:

  • Remojo:
    El grano se pone en remojo hasta que absorbe el agua suficiente. Este proceso dura entre 30 y 48 horas. Una vez finalizado el remojo, el grano es escurrido y pasa al siguiente paso.
  • Germinación:
    Hay que hacer que el grano germine, para lo cual se extiende y se mantiene a una temperatura constante que ronda entre los 15º a 25º.
    Este paso provoca que se transformen las proteínas y almidones alojados en el interior del grano.
  • Secado:
    Una vez que la germinación es óptima, se procede al secado. El secado corta la germinación y tiene lugar a temperaturas de entre 50º y 70º. La denominadas “maltas base” (que veremos más adelante) finalizan aquí su proceso de malteado.
  • Horneado o tueste: 
    Una vez finalizado el secado, la malta pasa a los hornos donde pueden recibir distintos tipos de horneados en lo que a tiempo e intensidad se refiere.

Antes de usar la malta para la elaboración de cerveza, debe ser molida para facilitar que se liberen los azúcares. La mayoría de cerveceros caseros disponen de distintos tipos de molinos (ya sean manuales o eléctricos) para realizar la molienda. En muchas ocasiones (sobre todo cuando comenzamos en esto) puede que no se disponga de molino propio, pero hoy en día la mayoría de tiendas que venden ingredientes para elaborar cerveza te dan la opción de comprar la malta ya molturada.

 

Hasta aquí ya hemos visto que es la malta y el proceso de malteado, pero lo interesante llega ahora…

Malta para cerveza

Tipos de malta y usos.

Podemos dividir las maltas en dos grupos generales dentro de los cuales vamos a encontrar distintos tipos de maltas que aportarán distintos matices, aromas y cualidades a nuestras cervezas.

Maltas base:

Como hemos visto en el proceso de malteado, estas maltas finalizan este proceso en el secado y no pasan a ser horneadas ni tostadas por lo que contienen una gran cantidad de azúcares fermentables. Es por esa cantidad de azúcares por lo que se usan en cualquier receta de cerveza como malta principal, siendo hasta el 85% del total de malta de la receta. Dentro de las maltas base las más comunes son:

Maltas para Cerveza

  • Pilsner:
    Son las maltas más claras y son utilizadas para la elaboración de cervezas tipo Lager y Ale así como en cervezas de origen belga y alemán.
  • Pale Ale:
    Malta un poco más tostada que la Pilsner y muy utilizada en cervezas Ale.
  • Maris Otter:
    Una malta que aporta  sabor maltoso a la cerveza. Muy utilizada en cervezas tipo Ale, especialmente en las Ales de origen inglés.
  • Munich:
    Como indica su propio nombre, se trata de una malta alemana que en pocas cantidades aporta color dorado a nuestra cerveza y en cantidades mayores aporta tonalidades ambarinas. Muy utilizada en cervezas alemanas como las clásicas Festbier.
  • Red X (by BestMalz):
    Quizás no sea una malta tan común pero he decidido añadirla tras el resultado obtenido en la Red Ale que elaboramos recientemente. Se trata de una malta que dota a nuestra cerveza de un color rojo y cristalino y aporta matices aromáticos a marcauyá. Ideal para cualquier tipo de cerveza roja.

Maltas especiales:

Estas maltas se usan en menor cantidad y en combinación con otras maltas especiales y la malta base para dar ciertos matices en color, aroma y sabor a nuestra cerveza.

  • Cara-pils:
    Esta malta se utiliza para aportar cuerpo y espuma a nuestra cerveza sin afectar su sabor. Ideal para que la corona de espuma sea perfecta.
  • Biscuit:
    Una malta que va a proporcionarnos un aroma a tueste muy característico.
  • Chocolate:
    Una malta que aporta color oscuro y sabor a cacao. Muy utilizada en cervezas tipo Porter y Stout.
  • Vienna:
    Malta que aporta color dorado a la cerveza.
  • Caramel:
    Aporta sabores dulzones y, en función de su tueste, distintos matices de color.

Otras maltas

Hemos visto las maltas de cebada más utilizadas pero hay malta para cerveza que proviene de otros cereales. Veamos las más comunes.

  • Malta de Trigo:
    Muy utilizada para cervezas alemanas, todos conocemos las clásicas cervezas de trigo. Obtendremos cervezas con cuerpo, espuma densa y cremosa y turbias.
  • Malta de Centeno:
    Cada vez se ven mas cervezas elaboradas con centeno. El centeno va aportar un sabor picante especiado muy particular a la cerveza.
  • Malta de Avena:
    Proporciona sedosidad y ciertos sabores a galleta.

Y hasta aquí este pequeño repaso a las maltas más comunes utilizadas en la elaboración de cerveza. Un artículo que si bien no pretende sentar cátedra, si que espero ayude al cervecero casero novato a familiarizarse con este fantástico producto, alma de cualquier cerveza.

¿Que maltas utilizarás en tu próxima cerveza?

Nos leemos prontito
Salud y buenas birras.

 

Un comentario en “Maltas para Cerveza – Tipos, cualidades y usos.

  1. Gracias por la información. Estoy interesado en producir cerveza artesanal y tener buen conocimiento,materias primas y equipos..muy amables por tenerme en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *