Diosa de la cerveza Ninkasi

8M – El importante papel de la mujer en la historia de la cerveza

Un año más llega el 8M, el día internacional de la mujer, el día de la mujer trabajadora o simplemente el Día de la Mujer. Este año queremos hacer un pequeño homenaje a la mujer poniendo de manifiesto el importante papel de ELLAS alrededor de la cerveza a lo largo de la historia.

Vamos a navegar a través del tiempo. Descubramos un poco más de la historia de la cerveza y de como la mujer era la gran protagonista de este mundo hoy tan relacionado con lo varonil.

¿Cuando se inventó la cerveza?

historia de la cerveza, historia cerveceraEs importante dar un pequeño repaso a este asunto para situarnos antes de entrar en la materia que nos interesa. No voy a explayarme demasiado en este punto, solo aportaré algunos datos sobre la historia de la cerveza que nos puedan ayudar a situarnos en los diferentes momentos históricos.

Realmente no existe información exacta en los libros de historia y aunque hoy hay auténticos expertos en historia cervecera, no acaban de ponerse de acuerdo ni dan 100% de fiabilidad a los distintos estudios y descubrimientos arqueológicos.

Durante años situábamos el nacimiento de la cerveza en la antigua Mesopotamia (allá por el año 3300 AC) debido al hallazgo de lo qué, en ese momento, fue la receta de cerveza escrita más antigua.

Posteriormente se realizó otro hallazgo que hizo descartar tanto el lugar como el año de origen del nacimiento de la cerveza. Se trataba de unas vasijas encontradas en una región de China que databan del 7000 AC y pertenecían a las primeras civilizaciones neolíticas de la zona. Estas vasijas habían contenido una bebida fermentada a base de frutas, miel y arroz.

La cerveza tiene alma de mujer.Diosa de la cerveza Ninkasi

Sea cual fuera el momento exacto de su nacimiento o el lugar donde la cerveza se elaboró por primera vez, lo que si es seguro es que la mujer fue la encargada de elaborarla.

Principalmente porque en estos periodos históricos los roles de hombres y mujeres estaban muy definidos. Mientras los hombres eran cazadores, recolectores o guerreros, las mujeres se encargaban de cuidar el hogar, cocinar y criar a los hijos. Entre esas funciones estaba la de cocinar la cerveza y era habitual que las recetas pasaran de madres a hijas durante generaciones.

En la antigua Mesopotamia se rendía culto a la Diosa de la CervezaNinkasi, “la señora que llena la boca”. Figura religiosa femenina cuya labor era saciar a los humanos regalandoles cerveza para mantener la paz y el bienestar de los pueblos.
Ninkasi “la nacida del agua dulce y brillante” vigilaba todo el proceso de elaboración y era la maestra cervecera de los dioses. El culto a esta diosa, y el hecho que las encargadas de elaborar cerveza para los rituales religiosos fueran mujeres, pone de manifiesto la importancia de la mujer en el ámbito cervecero de la época.

Las mujeres vikingas, no solo bebían cerveza junto a los hombres, si no que además eran las encargadas de elaborarla. Debido al clima y lo inhóspito de la región, la cerveza que elaboraban estas mujeres, contenían especias y muchas plantas que tenían ciertos efectos alucinógenos. Es por ello que muchas mujeres que elaboraban cerveza eran llamadas a convertirse en völva (una especie de sacerdotisa chamánica) puesto que sus cervezas hacían posible el bragg, por el cual se podía vislumbrar el futuro estando bajo los efectos de este brebaje (póngame un barril de eso, por favor)

La edad media: Mujeres, cervezas y brujas.

Alrededor del siglo V, la mujer seguía elaborando cerveza y seguía haciéndolo en casa. Se encargaban de abastecer a su familia por lo que elaboraban grandes cantidades de cerveza tipo Ale en sus cerveza y brujasgrandes calderos. A veces se tenía excedente y para ganar algo de dinero, decidían poner a la venta ese sobrante. Aquí es donde se acuña en término “alewife“.

Las alewife, colocaban una escoba sobra la puerta de su casa, lo que avisaba de que en ese hogar se podía adquirir cerveza de buena calidad. Viendo el negocio muchas alewife decidieron aumentar el volumen de cerveza que elaboraban y algunas incluso llegaron a colocar barras o mostradores rudimentarios en el interior de sus hogares. Muchas de estas mujeres emprendedoras del medievo distribuían su cerveza en mercados, para lo cual y con objeto de hacerse notar entre la multitud que solía reunirse en ellos, usaban sombreros altos terminados en punta.
La mascota preferida de las cerveceras eran los gatos, solían tener varios y ellos eran los encargados de cazar los ratones que pudieran hacer peligrar el grano almacenado.

Ahora coge el caldero, la escoba, el sombrero puntiagudo y los gatos… ¿A que la imagen que tenías en mente no era la de una maestra cervecera?
Una muestra más de como la iglesia católica (y la sociedad machista de la época) distorsionaban las cosas.

Los amantes de las cervezas lupuladas, debemos dar las gracias a otra mujer. En el año 1076, Hildegarda de Bingen, abadesa del Monasterio de Rupertsberg fue la primera persona en añadir lúpulo al mosto de cerveza y en registrar los beneficios que esta planta tenía para la conservación de la Hildegarda de Bingenmisma lo que revolucionaría la industria años después.
Hildegarda de Bingen no solo fue solo abadesa y cervecera, además fue compositora, escritora, filósofa, polímata, médica, naturista, científica y por último Santa. Normal que santificaran a esta mujer!
Cuando estés disfrutando de una buena IPA… ya sabes.

Se cree que la producción de la cerveza pasa de la mujer al hombre con el nacimiento de los gremios cerveceros alrededor del 1200 y que alcanzan su máximo esplendor sobre el 1500. El poder y el dinero era cosa de hombres, así que ya teníamos a un montón de hombres instaurando reglas en la elaboración y distribución de un producto que hasta ese momento había pertenecido a la mujer…. ¿Que diría la diosa Ninkasi?

El papel actual de la mujer en el sector cervecero y la Pink Boots Society

Pese a que las certificaciones oficiales están abiertas a ambos sexos y que el número de mujeres presentes en la industria va en aumento, un estudio publicado en 2014 por la universidad de Stanford, desvela que solo el 4% de los maestros cerveceros son mujeres. Este estudio también indica que el  consumo de cerveza artesana por parte de las mujeres es del 32%.

Es decir, el índice de mujeres encargadas del proceso de elaboración de la cerveza, es irrisorio. Un dato curioso cuando hemos visto que en sus inicios la elaboración de cerveza pertenecía a ellas. La mujer no deja de estar muy presente en el mundo de la cerveza artesana, pero en la mayoría de micro cerveceras artesanas donde la mujer tiene un papel relevante, este papel está más orientado a la gestión que a la producción en sí.

Pink Boots Society

Precisamente para impulsar el papel actual de la mujer en el sector cervecero nace la organización Pink Boots Society. Una organización sin animo de lucro y de ámbito internacional que persigue sus objetivos mediante la creación de cursos, la colaboración entre cerveceras, la promoción de proyectos cerveceros emprendidos por mujeres y otra serie de programas y actuaciones.
Ciertamente Pink Boots Society crece cada año en número de miembros, pero en el caso de su delegación en España este crecimiento es casi imperceptible… 
Como homebrewer o cervecero casero he conocido a mujeres que practican esta maravillosa pasión y de hecho convivo con una, pues mi pareja, en la elaboración de cerveza casera, es parte activa desde la creación de la receta hasta el embotellado o embarrilado, pasando por todo el proceso de elaboración. Estas mujeres hablan de las iniciativas de Pink Boots Society y coinciden en lo atractivo de su propuesta, pero lamentablemente en la organización no hay espacio para la afición, ya que para ser miembro de Pink Boots debes pertenecer a la industria. Puedes ser maestra cervecera, gerente de cervecera o local cervecero, técnico de laboratorio… pero siempre debes pertenecer a la industria o haber pertenecido y estar retirada o jubilada.
Mis amigas cerveceras y mi pareja coinciden en que quizás la organización debería estar más abierta y permitir beneficiarse de sus programas a aquellas mujeres que, pese a no pertenecer a la industria, son apasionadas de la cerveza. Esto podría fomentar aún más la presencia femenina en todo el sector, desde la afición a la industria… Y, además, se crea y divulga cultura cervecera. Ahí queda esa idea/propuesta.

 

Hasta aquí este viaje cervecero a través del tiempo en el que espero os hayáis entretenido, disfrutado y (quizás) aprendido.

Si eres mujer cervecera y el post te ha parecido interesante, deja tu comentario!

Nos leemos prontito.
Salud y buenas birras!

 

2 comentarios en “8M – El importante papel de la mujer en la historia de la cerveza

  1. buenísimo

    “sus cervezas hacían posible el bragg, por el cual se podía vislumbrar el futuro estando bajo los efectos de este brebaje (póngame un barril de eso, por favor)”

    yo también quiero 🙂

    “Ahora coge el caldero, la escoba, el sombrero puntiagudo y los gatos… ¿A que la imagen que tenías en mente no era la de una maestra cervecera?
    Una muestra más de como la iglesia católica (y la sociedad machista de la época) distorsionaban las cosas.”

    súper interesante.

    Sólo lamento no ser mujer cervecera para poder calzarme esas PINK BOOTS

    ¡felicidades por el post JuanDe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *